Evaluar mata

He escrito en los últimos meses bastante sobre la y el efecto letal que tiene en la sociedad, y particularmente en el sistema educativo. La cuestión se suscitó especialmente en Francia el año pasado, y considero que el trabajo que se está haciendo en la Universidad de Granada es el más honesto que conozco en España.

Evaluar mata, castra cualquier pensamiento diferente, elimina la capacidad crítica, el talento y la creatividad, estandariza a la baja. Evaluar no tiene nada que ver con el mérito ni la capacidad. No voy a insistir en el tema, que he argumentado en varias entradas. Abro este post solamente como homenaje a Rigoberto Ruelas, una víctima más de un sistema perverso, y más si cae en ciertas manos.

    “Rigoberto Ruelas. El suicidio de un profesor poco eficaz