Yi Won: «Hago clic, luego existo»

3844061938_fe4731d760_mEn junio tuvo lugar en Rotterdam una nueva edición del Poetry International Festival, que pude seguir a través de la red. Una de las secciones de esta edición (y van 40) estaba dedicada a la « digital», es decir, a la mezcla de arte y tecnología, sobre todo a través de lo que dieron en llamar Digital Poetry Laboratory.

De entre lo que pude ver destacaría, por ejemplo, las «works for I-phone» de la norteamericana Aya Karpinska, o este poema de la coreana Yi Won (Seúl, 1968), que traduzco del inglés como «Hago clic, luego existo», aunque el original está en coreano [aquí el vídeo] y tiene ya unos años, porque la autora lo escribió para el «Poetry International Festival Rotterdam» de 2004 -de entonces es la foto de arriba, en la que está con su hermana.

    HAGO CLIC LUEGO EXISTO (2004) – Yi Won
    [Traducción e hiperenlaces de ]

    En vez de desplegar el periódico de la mañana fresco de tinta
    cuando me levanto hago suavemente doble clic en el aséptico internet
    Hago clic en el PDF gratuito que me muestra
    exactamente la imagen de una página impresa de periódico
    El KOSDAQ ya no tiene impulso
    Total de la deuda externa a corto plazo 50.000.000.000 de dólares
    Con cada clic se pasa una página del periódico
    Hago clic en el mundo sin parar
    Con un clic un mundo se colapsa y
    otro surge
    El sol se eleva También el sol tiene instalado un chip
    Le echo un ojo a un artículo de 12 páginas: “El ordenador detecta
    una conexión wifi en mi cuerpo en el que hay fibras ópticas que conducen
    electrodos microscópicos injertados en la red de nervios de mis brazos”
    y hago clic en la página web de Kevin Warwick que sueña con el primer
    robot humano Soy el visitante 28.412
    Tengo un gen que también quiero insertar
    Con el índice de mi mano derecha con el que muevo el ratón
    Hago clic en mi correo electrónico Por la noche me ha llegado un email
    Hago clic en el archivo adjunto que k desde Toronto me ha mandado
    Rosas rojas perladas de gotas de rocío que caen de los pétalos
    Florecen tras una valla blanca
    Las flores que me ha enviado k no están marchitas
    Inmediatamente hago clic en el dial del teléfono online gratuito
    Hago clic en el número de k
    Me conecto a 689 millas de distancia
    Incluso Yo puede que sea un programa que alguien ha instalado
    Moviendo el escurridizo ratón con la mano derecha Yo
    Hago clic en literatura Hago clic en revistas
    Hago clic en el número de abril del webzine literario Novel
    “El principito” en la cubierta dice: “Lo que hace bello al desierto
    es que en alguna parte esconde un pozo”
    continuamente cambia la escena en torno a él Abro la ventana un poco más y
    hago clic en la librería online Aladdin Le echo un ojo a la lista de novedades
    Hago clic para comprar La música del azar de Paul Auster con un 20% de descuento
    y La violencia y lo sagrado de René Girard con un 15%
    Afuera de mi ventana los asuntos rutinarios se dan de cabezadas
    dentro de un camión a un ritmo de 4-beats chunda chunda chunda chunda
    Me dejo llevar por el momento musical chunda 4-beat y
    mirando con displicencia hacia la calle el camión hace clic en su mapa
    Sigo una de las carreteras que salen de Seúl y conducen al
    Templo de Hwaôm El sonido de una campana de madera se expande desde los
    arrayanes de camelias
    delante del interior del templo Manos juntas que rezan
    Hago clic en uno de los cupones con 60% de descuento para un apartamento en las Montañas Chiri
    En mis rodillas bajo la impresora
    me cae un cupón como un pétalo de camelia Yo
    hago clic en el Yo adjunto en el pétalo de camelia
    Cero categorías y 177 páginas se abren
    resultado de la búsqueda de la palabra Yo
    Pero dónde soy
    Buscando Yo Yo hago clic en todas las páginas en orden
    locura película India y Yo…me escindo
    … saliendo… pleiteando sola…Y Yo, S.A. .…
    historias que quiero contar… la tierra y Yo….
    Puedo escuchar el clic de las pezuñas de un camello de dos jorobas

    Hay un oasis cerca
    Sigo Hago clic luego existo

Obviamente, la traducción es una pálida muestra del original.

    En Nodos Ele hemos dedicado otras entradas al tema de la poesía en la era digital. Y seguiremos haciéndolo