Archivo de la categoría: youtube

YouTube decide la palabra holandesa del año

3127352665_f381fe12f8_m«Swaffelen» es la palabra del año en Holanda, elegida por el 57% de las más de 15.000 personas que han participado en la votación organizada por Onze Taal -una especie de RAE oficiosa- y van Dale, toda una institución lexicográfica en el país. La nueva palabra es una mezcla de verbos ingleses como swing, sway and sweep, más la palabra alemana para «pene» (schwaf o schweif), y significa oficialmente, en traducción casera:

acción de sacudirse el pene repetidamente o contra un objeto, con el propósito, entre otros, de excitarse o excitarlo

Lo interesante del caso es que la palabra se la inventó un estudiante holandés que estaba de viaje de estudios en la India mientras grababa un vídeo al lado del Taj Mahal que luego subió a YouTube. De forma viral, esa palabra está hoy en boca de todos y ha entrado oficialmente en el diccionario. El estudiante, por cierto, fue arrestado por hacer «swaffelen» en público.

Las siguientes palabras del año quedaron a mucha distancia: el verbo wiiën («acción de jugar con la Wii») y «bankendomino» («quiebra de bancos en efecto dominó»). Yo voté por la que ha quedado cuarta: «gastroseksueel» (o sea «gastrosexual»: «hombre que utiliza la cocina para ligar»).

Networked Student

Wendy Drexler (con dibujos y voz de su hijo) ha realizado este video (todavía no subtitulado en español), en formato «Plain English de CommonCraft«, que ayuda a entender algunos de los principios del Conectivismo y del concepto de «networked student» (concepto inspirado en el de networked teacher de Alec Couros), que Wendy ilustra con un proyecto con sus alumnos:

Chris McCabe y la nueva poesía futurista

Desde que estoy fuera de España ando un poco desconectado del panorama poético nacional, de modo que no sé hasta qué punto el cambio tecnológico está afectando a la manera de escribir o leer poesía. Tampoco es un tema que me interese demasiado. Recuerdo haber leído Mester de cibervía, de Vicente Luis Mora (1999) con cierta curiosidad, pero poco más (ahora V. L. M. dirige el Instituto Cervantes de Alburquerque, igual eso tiene que ver con esto). En la disputa, he solido estar más de la parte de creacionistas, cubistas o imagistas que de los futuristas.

Chris McCabe (1977) acaba de publicar su nuevo poemario, Zeppelins, que me ha gustado bastante (excepto la parte política panfletaria, previsible y floja). La poesía de McCabe es compleja y fragmentaria, parece escrita -no solo a causa de los temas- por alguien que se siente a gusto en un mundo conectado y digital. Sin embargo, esto que podría llevar fácilmente al desvarío sin sentido, se ve transformado por una mezcla de conciencia y conocimiento de la tradición literaria que termina enganchando y convenciendo.

Hay mucho de «déjà vu», una especie de repetición posmoderna de las primeras vanguardias del siglo XX (su libro anterior, The Hutton Inquiry tenía un aire a lo Veinte poemas para leer en tranvía de Oliverio Girondo pasado por el espejo imagista del joven Pound). No creo que McCabe llegue a ser el Ezra Pound del siglo XXI, pero aquí dejo un poema de este último libro, «A 98p Voicemail Message to Blaise Cendrars« («Mensaje de voz de 98 peniques a Blaise Cendrars»), leído por el autor y encontrado en YouTube:

Actualización: El texto del poema lo he copiado en los comentarios.

Tecnología, estrategia y creatividad

A los que venimos de la libreta y el lapicero del 2 me parece que es normal que de vez en cuando nos asalte cierto cansancio tecnológico, y nos dejemos llevar por pensamientos bucólicos de corte ludita e incluso consideremos dejarlo todo para unirnos al movimiento Todoodlist. Por supuesto, sabemos que lo menos importante es la tecnología y que estamos hablando de otra cosa, como no se cansa de repetir George Siemens:

We can spend all we want on technology, but until we make systemic and structural changes to education, we will continue to bump up against artificial barriers due to ineffective implementations. Then, when projects don’t deliver intended results, academics will write large books decrying the failure of technology. It’s a strategy issue, not a technology issue.

En el fondo, eso es lo que algunos buscamos en la nueva red, y también la magia que está presente en los cinco prodigiosos minutos del corto que ha ganado este año el Nederlands Online Film Festival, que se celebra en Utrecht: Noteboek, de Evelien Lohbeck:

Gracias a Teresa por avisarme.

Docere et delectare 2.0

La blogosfera española se ocupa estos días del éxito del canal YouTube de Marina, una filóloga rusa especializada en etimología de la lengua inglesa.

Vengo siguiendo a Marina desde hace meses (desde que empezó en plan cutre grabando en su casa) y es obvio que una buena parte de su atractivo radica en el físico y el desparpajo que le echa al tema. Sin embargo, creo que su tirón se basa también en que se aprende viéndola, especialmente sobre aspectos etimológicos y de vocabulario –«I love to discuss the origins of words», dice- y a la gente le gusta saber de dónde viene la lengua que habla. Ojalá hubiera una Marina (o un Marino) en español que tuviera millones de espectadores y 67.578 suscriptores enganchados a sus explicaciones sobre etimología de la lengua. ¿O no?