Archivo de la categoría: emilia conejo

Abrir el aula al mundo, por Christian Ollivier (II)

(Esta es la segunda parte de un artículo que comienza en Moleskinele. Las razones para su división son tanto de forma – entradas eternas cansan a cualquiera- como de contenido, y bueno, algo lúdicas también).

…Podemos abrir aun más el círculo: podemos ampliar el público meta regalando el libro de recetas a otros grupos, otros profesores o trabajadores del centro donde tenga lugar la clase. Pero podemos ir aun más allá, publicando su contenido en Internet. Para ello no hay más que entrar en un foro de recetas de cocina y empezar a intercambiar recetas. Como bien apunta Ollivier, el interés de estos sitios web reside precisamente en que los destinatarios habituales no son aprendientes de lengua, sino usuarios reales de este servicio, nativos en su mayoría, y son ellos quienes, a través de sus reacciones con comentarios como “Mm, qué rica” o “¿cuántos tomates utilizas?” evaluarán el resultado de Franz, exactamente igual que en la vida real. Además, todo el que haya participado en un foro, escrito en un blog, etc. sabe lo motivador que es que alguien reaccione ante nuestra contribución.

Como se ve, nada más fácil que hacer una actividad que integre el aspecto principal de la web 2.0 -participar y compartir- y del enfoque orientado a la (inter)acción: la acción con otros. Y para esto, no hay que saber nada de tecnología. Ser capaz de buscar en google es suficiente.

Marina y Educared

En el Congreso Educared, que se ha clausurado hoy en Madrid, la conferencia inaugural corrió a cargo del filósofo y pedagogo José Antonio Marina. Marina relacionó el subtítulo del congreso, «Educar en comunidad», con el viejo proverbio africano: “para educar a un niño hace falta todo un pueblo”.

Reproduzco aquí -esquemáticamente- el diálogo que siempre quise tener pero nunca me atreví a mantener:

Marina: Hay que “insistir en la poética de la educación, que es cálida, frente a la frialdad de la tecnología”.

Yo: La tecnología es fría si se pierde de vista el objetivo: hacer acopio de programas sin ton ni son no ayuda a aplicar las TIC con éxito. Con un buen análisis de necesidades y objetivos comunicativos claros para realizar en grupo, se escala uno una montaña, por ardua que parezca la subida. El sendero ya lo vamos marcando entre todos los que pasamos, antes o después. Y esto, ¿cómo va a ser frío?

Marina: Hay cuatro fases en el desarrollo de internet: (1) Internet como fuente de conocimiento al que todos tenemos acceso, (2) como fuente de comunicación a través de medios como el chat o el email, (3) como fuente de cooperación (con la emergencia de la web social) y (4) la web semántica.

Yo: Aunque la comunidad educativa está en su día a día como mínimo en la segunda fase, a menudo retrocede o se queda simplemente en la primera cuando se trata de implicar a los aprendientes. ¡Pero si lo más novedoso, el salto cualitativo, está precisamente en la posibilidad de producir y compartir, no en la de consumir!

(Haciendo referencia al chiste que ilustra esta entrada) Marina: Pues no, señor. Claro que importa quién está delante del ordenador: un burro delante de Internet sigue siendo un burro.

Yo: Yo me solidarizo con los burros, pero -dejando esto aparte- ¿ustedes qué opinan de todo esto?

Conversando sobre los blogs en la educación



Sin duda, para muchos de nosotros la puerta de entrada a la Web 2.0 han sido y siguen siendo los blogs, también en el mundo de ELE, como demuestra la creciente blogoelesfera.

Y precisamente será este el tema de la mesa redonda «Blogs y educación» que se celebrará el día 18 de octubre en Madrid, en el marco de la jornada «Blogs, la conversación«. En ella participarán Concepción Abraira y Fernando Santamaría, organizadores del curso de verano de la universidad de León sobre Web 2.0. Ambos estarán acompañados por Lourdes Barroso y José Cuerva, y todos ellos moderados por Sáez Vacas.

Para abrir boca o saber por dónde van los tiros, nada como escuchar la entrevista que Francisco y Victoria hicieron a Chiti y Fernando en la última edición de LdeLengua. El tema, como no podía ser de otra forma, fue la Web 2.0 en la educación.

Del programa de la jornada nos informa Antoine’s blog

Compartiendo viajes

Si algo bueno tiene el final de las vacaciones de verano es el reencuentro con los amigos. Si ellos y/o nosotros hemos tenido la suerte de viajar en verano, es posible volver a hacerlo después escuchando las historias de sus andanzas por el mundo y relatando las propias.

Las charlas sobre viajes tienen también el encanto de descubrir por boca de otra persona ese rincón perdido que no aparece en la guía o la tasca donde sirven el mejor vino de una región a la que, quién sabe, tal vez se viaje el año siguiente. Gracias a una nueva herramienta de Yahoo, Mis viajes, es posible hacer todo esto en línea y compartir la experiencia y el conocimiento con otros viajeros. Por su carácter real y comunicativo, consideramos que puede dar mucho juego durante las primeras semanas de clase.

Funciona más o menos así: en una primera fase se puede consultar un mapa interactivo en el que aparecen los lugares sobre los que otras personas han escrito previamente.

Al pinchar sobre uno de los destinos se accede al relato del viaje, que puede ser de todo tipo: una mera colección de fotografías (un relato visual), una ruta detallada con calendario y enlaces a lugares interesantes o simplemente un relato personal en la más pura tradición de los diarios de viaje. Como es habitual en las herramientas de la Web 2.0, existe también la posibilidad de votar las contribuciones de los demás, comentarlas y participar con un relato propio.

Si alguien se anima a utilizarlo en clase, nos encantará conocer sus experiencias.