Archivo de la categoría: edu 2.0

Stephen Downes, ¿edupunk o edupop?

Stephen Downes ha estado esta mañana hablando en el I Congreso Internet en el Aula, que hemos ido siguiendo by streaming a duras penas, y la única duda que me queda es si Mr. Downes es más edupunk o más edupop.

Lo que está claro es que la suya ha sido la charla más lúcida e inspiradora del Congreso y de ello se han hecho eco muchos, desde Fernando Santamaría, que ha colgado los videos para que podamos verlo de nuevo, hasta nuestro querido y admirado Prrofesor Potâchov. Hay quien incluso ha tomado unas muy interesantes notas.

Recomendamos, claro, que no se pierdan la charla, y sobre todo, que lean entre líneas. Estas ideas, como las de George Siemens, y como las de los grandes inspiradores, necesitan de cierto reposo y huyen de ser tomadas a la ligera. Yo por eso, me he decidido a tomar el audio (de la conferencia y del turno de preguntas) e introducirlo en mi biblioteca de iTunes para reescucharlo un par de veces antes de decir nada improcedente (estoy editándolo para ponerlo también a vuestra disposición muy pronto).

Por cierto, que me pregunto yo qué idea se habrá llevado Downes de los asistentes al Congreso… Porque me parece que no le hemos causado muy buena impresión… Y si no, échenle un ojo/oído a la respuesta de Downes a la (vergonzosa) pregunta «¿Y de dónde saca un profesor el tiempo para hacer estas cosas en internet?«. En fin, ¿qué opinan ustedes?

On/Off | Edupunk v. Edupop (2)

El otro día Lola escribía una interesante revisión sobre el Edupunk, a raíz de algunos comentarios de dreig en Twiter. Era la parte positiva de este on/off, en la que defendía (bastante tibiamente, eso sí) esa supuesta nueva forma de ver la educación. Aquí va la segunda parte del duelo, el off, un pequeño manifiesto en contra de la etiqueta Edupunk y en favor de lo que llamaremos Edupop.

El punk siempre me ha parecido una farsa. Estética, que no ética, fue un movimiento más bien inofensivo, rápidamente absorbido por un establishment que además supo maquillarlo para dirigir a toda una generación a donde ellos querían: a la marginalidad. Y así sigue desde hace 30 años. Mientras, la verdadera revolución se había empezado a forjar mucho antes, en los años 50, desde dentro mismo del sistema, y de manera mucho más discreta. La verdadera revolución, digo, vino de la mano de la Cultura Pop, que ha sido la que ha alterado de verdad, y de manera profunda, nuestra forma de ver las cosas.

¿Es entonces el Punk el ansiado modelo para la nueva educación? ¿Edupunk? NO. El punk no es sinónimo de libertad, diversidad, creación y conocimiento. Porque no todo el mundo puede ser punk. Porque el punk no es creativo, sino simplemente combativo. Porque el punk como visión de la cultura no es tolerante con lo diferente, con lo que se aleja del prototipo punk. En todos estos sentidos, el punk supone una visión anómala de la realidad, de la sociedad, de las relaciones humanas y del aprendizaje. Todo se considera uniforme y dividido en categorías cerradas. Y si no llevas cresta, tío, estás fuera.

¿Edupunk? No, Edupop. Si yo tuviera que elegir un modelo musical para la educación sería el pop. Edupop porque cualquiera puede ser pop y tener sus cinco minutos de gloria. Porque desde una actitud pop, cualquier perspectiva de la cultura encaja en un sistema en el que las categorías son borrosas, sin límites claros, como dicta la lógica. Porque lo importante es encontrar LA melodía perfecta para transmitir lo que quieres y cómo lo quieres, sin importar si lo haces a la manera de Phil Spector y su Wall of sound, o te dedicas al negocio de las one man bands… Porque no importa la distorsión, sino la actitud. Y porque, al fin y al cabo, de eso va esto de la web 2.0 y la nueva manera del concebir el proceso de enseñana-aprendizaje. Ya hemos hablado de esto en otros posts, a raíz de textos imprescindibles, y hay gente que habla del modelo a seguir mucho mejor que nosotros (y con perfecta estética pop).

Y claro, esto es como todo, existe pop del bueno, y pop del malo. Están los Beatles, y un millón de grupos que intentaron imitarlos, sin conseguirlo. Y luego están los pioneros, como son ahora Animal Collective.

En realidad, ya lo advertimos al principio, y como ya hemos discutido otras veces, la etiqueta es lo de menos. Lo que importa es lo que subyace. Aunque el debate semántico, como en muchas ocasiones, no está de más. Eso sí, no diremos que esto se ha escrito para provocar, que eso es muy punk 😉

The Edublog Awards 2007

El 21 de noviembre acaba la nominación para los Eddies de este año, en nada menos que 20 categorías. Lo bueno de este tipo de votaciones -que tanto nos gustan a los adictos a las listas- es que te permiten descubrir nuevos blogs que no conocías y que te estabas perdiendo.

De los ganadores del año pasado me quedo con absolutely intercultural!, un podcast que sigue tan alucinante como hace un año, y con tilt!, el estimulante blog en español de Paz Peña Ochoa desde Chile.

Los dos proyectos siguen adelante y están más vivos que nunca. Esperemos que este año nos depare nuevos descubrimientos.

¿Evaluar en la era digital? (volvemos con Edu2.0)

Hace poco empezamos a hablar por aquí de Edu 2.0 y de las posibilidades que ofrece para la enseñanza de lenguas extranjeras a través de la web 2.0., y seguíamos preguntándonos qué necesitamos de este tipo de servicios. Escépticos o no, qué duda cabe de que estamos ante algo que sigue creciendo, que cada vez es más popular, y que ya veremos a dónde nos lleva.

De momento, y vía DigiZen, nos enteramos de que la última novedad de Edu 2.0 consiste en incluir baremos personalizables que facilitan la evaluación de los estudiantes, proporcionando un feedback que va más allá de la mera marca numérica y ayuda al docente a analizar la actuación del estudiante en distintos ámbitos (aquí un ejemplo).

Aunque es bien cierto que esta novedad es relativa (Moodle dispone de algo similar desde hace ya tiempo -y Victoria seguro que sabe desde cuándo), este tipo de herramientas sirven para darse cuenta de la necesidad que los profesionales de la enseñanza tenemos de “medir” de otra forma el rendimiento de nuestros estudiantes en un modelo de enseñanza que implica parámetros de evaluación más complejos. O traducido a un lenguaje más llano: los exámenes están pasados de moda. ¿O no?

Aprender (lenguas) en la era digital

No sé si será por una cuestión de moda o por pura casualidad, pero en los últimos días he ido encontrándome con varios servicios más o menos 2.0 que se proponen como vías de aprendizaje de lenguas en la era digital. Algunas están dirigidas a un público muy concreto como Kindersay (para niños en edad preescolar) y otras aprovechan la vieja idea del penpal y le dan un barniz más moderno, como FriendsAbroad. Las hay que parten todavía de una didáctica vertical muy dirigida y nada colaborativa, como Mango Languages, pero también te encuentras con otras que le sacan punta a la idea de la web social y señalan nuevas direcciones en el aprendizaje de lenguas. De este segundo tipo es LiveMocha, que se presenta a sí misma como the first-of-its-kind online language-learning community. La idea es desde luego muy atracitva, aprovechar el tirón de las redes sociales, tipo MySpace para que la gente busque sus compañeros y organice sus procesos de aprendizaje como mejor le parezca. Yo creo que es un servicio al que no hay que perderle la pista.

Al hilo de estos comentarios y siguiendo el post de hace unos días sobre edu2.0 me planteo qué le pediría yo a un espacio de aprendizaje digital (ninguneo conscientemente el término «plataforma»). A mí me gustaría que esa zona elearning imaginaria, pero posible, fuera modular y basada en feeds (al estilo Netvibes), con APIs abiertas a todo el mundo tipo Facebook, con microblogging a lo Twitter, con multiconferencia de audio y vídeo como las Skypecasts (sin los problemas de Skype, claro) y con mapas conceptuales colaborativos (como CmapTools, pero en plan wiki). Algo así como un edu2.5. Si alguien sabe de un servicio como éste, que me deje en los comentarios. Le estaré muy agradecido.