Archivo del Autor: Francisco Herrera

La otra votación

No me había dado cuenta de que el equipo de Rafe Needleman aglutinado en el blog Webware (a su vez, en la órbita del gigante Cnet.com) había abierto ya el periodo para votar las mejores web apps de 2008.

Como pienso que hay muchos proyectos interesantes que en los últimos meses están consiguiendo productos realmente innovadores y atractivos, he dedicido votar a aquellos que últimamente más me han ayudado en mi trabajo digital. Por supuesto, está WordPress (la niña de mis ojos), Twitter (qué sería de nosotros sin los gorjeos) y Box.net, entre otros. La idea no es sólo mostrar tu apoyo a las empresas que han sacado estos productos, sino también tener un panorama general que te permita descubrir otros que se te habían pasado de largo.

¿A quién vas a votar tú?

Redes (a)sociales

Ahora que parece que remite un poco el empuje de las llamadas redes sociales y que las estadísticas de nuevos usuarios ya no se duplican por meses quizás sea hora de hacer un primer balance de la cuestión. Sin duda, la gran ventaja de estos servicios es que han sabido llegar a cifras de público que ni la blogosfera ni otras formas 2.0 han alcanzado todavía. MySpace ha hecho furor entre los quinceañeros y se ha convertido en un fenómeno que mueve masas en mercados como el de la música (sólo hay que ver la jugada de la selección del representante español para Eurovisión 2008). Incluso aplicaciones locales como Tuenti se han hecho muy populares de la noche a la mañana. Pero la pregunta es si la inteligencia (co-l/n-ectiva) ha crecido o simplemente se ha dejado trepanar por el bisturí del éxito. En cualquier caso, siempre he visto dos graves inconvenientes en la generación de contenidos desde redes sociales cerradas:

a) el espejismo de la comunidad: como ahora en tu Facebook o en tu Ning tienes a todos tus seguidores-amigos-conocidos, no necesitas salir más allá para buscar otros puntos de vista o para refrescar los que ya tienes.

b) la doble llave sobre las ideas: si los contenidos generados por las redes sociales no se incorporan al acervo general, se quedan en su cajón bajo candado. Antes al menos los foros eran de consulta libre, ahora nadie sabe qué está pasando en estas comunidades si no eres miembro de ellas.

Al contrario de los blogs, que expanden la libertad de consumo y creación de conocimiento, las redes sociales, en mi opinión, tienden a costreñirlo y empaquetarlo, no sé si para un consumo rápido y superficial o para laminarlo hasta la extinción.

Asus EeePC y Pico Proyector: lo micro al aula

La tendencia que representa el nano vehículo presentado por Tata Motor, y que tanto ha dado que hablar en los últimos días, se puede definir como miniaturización de los objetos.

Ante la sensación de crisis general, los tiempos producen nuevas ideas, o mejor, reciclan las anteriores. Lo interesante es que los creadores empiezan a buscar soluciones económicas y superespecializadas para ese nicho. Es lo que está pasando con los teléfonos móviles, sin que todavía veamos un resultado funcional y barato (habrá que estar atentos a la evolución del iPhone de Apple y a la aparición de la plataforma Android de Google).

Lo que me parece interesante es la comercialización de dos dispositivos que se imbrican a la perfección para que podamos tener incursiones digitales allí donde queramos, por supuesto, también en el aula. Por un lado está el Asus EeePC 701, un miniordenador con una memoria de sólo 4GB y una pantalla de 7 pulgadas, apenas el doble tamaño de un iPod Touch, que está en boca de todos los cazadores de tendencias, sobre todo por su precio, que en España rondará los 300 €, cuando por fin se animen a lanzarlo. Si a este peso pluma añadimos una pequeña maravilla como el prototipo Pico Projector que tiene en cartera Microvisión, los resultados pueden ser realmente impresionantes.

Con apenas un kilo de peso y el tamaño de un libro tendríamos un ordenador multimedia proyectado en la pizarra o en cualquier pared del aula. Lo demás corre de nuestra cuenta.

Primera Beers & Blogs & ELE

El Grupo Nodos_Ele junto a los organizadores del Encuentro Práctico de Profesores de ELE de Barcelona [International House y Editorial Difusión] tiene el placer de invitarles a la primera reunión informal de profesores de español interesados por las nuevas tecnologías y la web colaborativa.

Para participar en esta cita sólo tienes que pasar el sábado 15 de diciembre a partir de las 22:30 de la noche por el café-librería LIL (Carrer del Pou de la Cadena, en El Borne) y tener ganas de compartir tu experiencia y tus comentarios como profesional del mundo ELE. Allí te esperamos.

EBE07: el encuentro

Para aquellos que en la última semana hayan estado atentos a los blogs españoles (ojo, verán que ya no me atrevo a hablar de «la blogosfera») o a buena parte del planeta twitter patrio se habrán dado cuenta de que todo el mundo hablaba y hablaba sobre Evento Blog España. De hecho, EBE07 ha sido la búsqueda estrella en Techonorati en los últimos días y si usamos la etiqueta «ebe07» en Flickr nos encontramos con un verdadero aluvión de imágenes, incluida la impresionante foto de familia.

Yo estuve a punto de quedarme en casa por problemas de agenda y salud (mala combinación), pero al final pude asistir a la mayoría de las presentaciones del sábado. Con todo el dolor de mi corazón me perdí a David Bravo el domingo, pero espero verlo en otros encuentros. Lo que yo destacaría, sin duda, sería la intervención de Biz Stone cuando habló de los cinco puntos principales de la nueva web (de las cuales yo me quedo con «openess») y el momento en el que JJ Merelo, con esa forma tan contundente que tiene de soltar lo que hay que soltar, dejó caer la bomba y dijo que la blogosfera española no existe. Luego aclaró que sí que existen los blogs y que hay muchas conexiones entre sí, pero que la blogosfera en español no es una red realmente. Los comentarios de Merelo, al lado de la jerga sociológica titubeante de Estalella y del verbo incenciario post68 de Ugarte, fueron miel para los oídos. Y se lo agradecí mucho porque eran ya las nueve de la noche cuando terminó la mesa sobre el estado de la blogocosa (descanse en paz).

Otros puntos a destacar: por supuesto el paseo en segway, que este año no tuvo tanto éxito como el pasado, y el ambiente geek, en el que uno ya no se siente raro por sacar el N95 y ponerse a grabar o mandar posts. La idea de poner una pantalla con los twitteos de los asistentes estuvo bien, hasta que nos dimos cuenta de que no había manera de hacer las preguntas directamente a los ponentes, por mucho que levantaras la mano (que se lo pregunten a Jerónimo Palacios).

Lo peor: el pretencioso de Juanma Ortega riéndose de los participantes «por estar todo el día dándole al ordenador» o cachondeándose de los podcasters porque «son tíos muy aburridos». Ahora llega él y hace «podcasting» como si estuviera en los 40 principales. Y digo yo que para eso pongo los 40 principales.

El broche de oro: JJ Merelo cuando mirando al público y viendo la ropa que llevaban algunos (mucho autobombo) dijo: «Pensábamos que la web 2.0 sería una gran fábrica de ideas, pero parece que se ha quedado en una gran fábrica de camisetas». Simplemente genial.