Competencia Digital en la enseñanza y aprendizaje de ELE.

A partir del curso Aprender a Aprender: Competencia Digital para estudiantes de ELE y los comentarios de compañeros, me vuelven a surgir preguntas sobre la relación entre la y los profesores de ELE o de lengua: ¿tenemos que enseñar los profesores de lengua Competencia Digital en el aula? ¿debemos, por tanto, ser nosotros competentes en entornos digitales también? ¿qué aspectos de la Competencia Digital debemos trabajar en el aula? ¿Cómo podemos integrarlos en el aula?

Definiendo la Competencia Comunicativa en el contexto digital

La Competencia digital (CD) está formada por todas aquellas competencias y destrezas que necesita la persona para su aprendizaje y desarrollo en la Sociedad de la Información. Como docentes de lengua, deberemos trabajar con aquellos aspectos de la Competencia Digital que estén relacionados con la Competencia Comunicativa.

Podemos definir la Competencia Comunicativa en un entorno Digital (CCD) como la capacidad de una persona para comunicarse de manera eficaz y adecuada en este entorno: cuándo hablar, cuándo no, y de qué hablar, con quién, cuándo, dónde, a quién dices qué y en qué ámbito. Es decir, saber los lenguajes propios de este entorno, sus características y técnicas, pero también saber comportarse socialmente en ellos.

Competencia Digital en el aula de ELE

En el aula debemos enseñar el lenguaje en el contexto digital, qué características e implicaciones tiene, pero también trabajar conceptos como comunicación pública, derechos, diferencias entre ámbitos personales, privados y públicos. Y sobre todo, transmitir la idea de que se puede aprender en cualquier lugar y en cualquier momento.

En la enseñanza de lengua, se ha partido en general en un error significativo en el trato de la CD, centrándose en el aspecto instrumental de la CD, y no en el aspecto comunicativo e informacional, en el lenguaje.

    El aula es un espacio para la participación activa en estos entornos y en esa «gran conversación» que existe, y también para la reflexión sobre nuestras acciones y sobre nuestra identidad.

La enseñanza-aprendizaje de ELE es un sector muy activo y uno de los pioneros en educación en ver en la tecnología un potencial muy grande. Con principios teóricos como el «enfoque comunicativo», el «enfoque por tareas» o el «enfoque orientado a la acción», el sector de ELE se ha interesado siempre por llevar la acción a las aulas, por hacer, por producir, por practicar y por «comunicarse». Los entornos digitales ofrecen un espacio idóneo para llevar a la práctica este marco teórico, del que se lleva mucho tiempo hablando.

Más información: