Gelernter y el peligro de ahogarse en la corriente

Hace unos días David Gelernter publicó un texto en una revista alemana que está dando bastante que hablar. Hay que recordar que fue el primero que habló de «cloud computing» -en su libro Mirror Worlds (OUP, 1992)-, y quien acuñó la palabra «lifestreaming».

La revista Edge ha publicado una versión en inglés, que consta de 35 puntos: «Time to start taking the Internet serously». Para dar una idea del contenido, he creado el wordle de arriba: información, flujo, tiempo, nube… son algunas de las palabras clave.

El padre de la «vida en red en la nube» parece preocupado porque la corriente del «real-time» nos ahogue en una inundación masiva de bits decontextualizados. Lo que viene a decir es: no se puede estar siempre huyendo hacia delante, hay que encauzar el flujo en tiempo real de modo que tenga sentido tanto hacia el futuro como hacia el pasado, es decir, pasar de «real-time» a «lifestream». Que la red madure. Vale, de acuerdo, seguramente es cuestión de tiempo que las cosas vuelvan a su cauce, ya veremos.

Por lo demás, en 2 de los puntos se refiere a la educación:

11. La red está acabando con las universidades y liberalizando la educación. Esta idea está en Geekonomía (2010), guía imprescindible para entender el estado de la sociedad posdigital de hoy (y en español):

«The Internet will never create a new economy based on voluntary instead of paid work — but it can help create the best economy in history, where new markets (a free market in education, for example) change the world. Good news! — the Net will destroy the university as we know it (except for a few unusually prestigious or beautiful campuses)».

26. No se aprende a ser profesor en la Facultad de Educación. Tampoco se aprende a usar la red en cursos ni escuelas:

«To become a teacher, master some topic you can teach; don’t go to Education School and master nothing. To work on the Internet, master some part of the Internet: engineering, software, computer science, communication theory; economics or business; literature or design. Don’t go to Internet School and master nothing. There are brilliant, admirable people at Internet institutes. But if these institutes have the same effect on the Internet that education schools have had on education, they will be a disaster.

Una lectura recomendable.