¿Te molesta el cambio? ¡Conviértete en cambio!

La verdad es que es de agradecer que a veces a alguien se le escape un «mis cojones» bien dicho.

Suele darse que el buenrollismo educativo lo que esconda sea mediocridad y esa aspiración funcionarial de mesa camilla tan española.

Así que gracias, Antoine, por hablar claro. Hace falta más gente que se indigne como tú. O que haga sátira, como el colega moldavo de aquí arriba.